De Mar a Mar

 
cdmx_10 favoritos de mar a mar.jpg

Mejor tiradito parte I y parte II


En De Mar a Mar los tiraditos se llaman laminados (como en Máximo Bistrot, cuyo chef también ingenió esta carta) y son, tal vez, lo mejor que hay aquí. Hay uno de pescado con jengibre, salseado con soya, que no puede ocultar su japonecedad; uno de atún con chiles secos, no bravo pero sí respondón. Suele haber también un buen aguachile y unas recordables “envueltas” de masa de maíz frita rellenas de pescado y queso de hilo, a medio camino entre la queca y la empanada. El caldo de camarón tiene que ser uno de los mejores de la ciudad, como los de los buenos bares de Sanborns. Hay dos pescados magistrales: a la talla y con salsa de chile güero. El primero viene con una costra de chiles que sí recuerda una tarde deliciosamente desperdiciada en Barra Vieja, Guerrero, con chelas a la mano, la cruda echándose a dormir a tu lado como un animalito y el sol a punto de naranja colándose por los huecos de la hamaca; el segundo es una relectura con notas al margen de un pescado a la veracruzana.

Hemos hablado varias veces de De Mar a Mar; lo hizo nuestra crítica María Álvarez y uno de nuestros colaboradores frecuentes, Mauricio González. Léanlos.


Niza 13, Zona Rosa

 

💰💰💰Precios. Piénsenlo así: para ser una ostionería, De Mar a Mar se va al lado elevadito de los precios; para ser un excelente restaurante de mariscos, tiende a ganga. Calculen 800 aprox por persona, echándose un tirado, un pescado, unos vinitos.~