Un martini israelí

Contra lunes

 

Encontramos este martini en un libro excelente, Zahav: A world of Israeli cooking de Michael Solomonov (Rux Martin, 2015) y no pudimos resistirnos a traérselo. Ideal para la reactivación que requieren los lunes.

 
 
  Michael Persico

Michael Persico

 
 

Texto y receta: Michael Solomonov

Originalmente inventamos este coctel en Zahav como una forma de usar los jugos que se acumulan al fondo del tazón de nuestra ensalada israelí –nos daba mucha pena que se perdiera todo ese sabor. El aceite de oliva de la ensalada puede sentirse un poco extraño en el coctel, así que ahora hacemos un agua de tomate con pepino sazonada con limón y perejil. Marida increíblemente bien con las notas botánicas del ginebra para un riff estival del martini.

 

La receta rinde un trago

INGREDIENTES

2 onzas gin

1 ½ onzas agua de ensalada israelí (ver subreceta)

1 ½ cucharaditas jugo de limón

1 rebanada pepino

1 rebanadita tomate

1 twist de limón

 

Colocar el gin, el agua de ensalada y el limón en un shaker con hielo. Agitar vigorosamente, pasar con el colador a una copa martinera helada. Decorar con el pepino, el tomate y el twist.

 

Agua de ensalada israelí

Licuar 1 pepino y 1 tomate con una ramita de perejil y 1 pizca de sal. Pasar a un colador sobre el que se ha colocado una manta de cielo; llevar al refrigerador y dejar ahí varias horas o toda la noche.


 ¿No tienen nada en la panza? Remédienlo con un tabule rico y ácido.