Al-Andalus

 
por Mariana Camacho

por Mariana Camacho


Mejor restaurante vegetariano de México


¡Qué tentación decir que Al-Andalus es el mejor restaurante del DF! ¡Qué ganas de romper nuestra propia regla e hincarnos ante su pagano altar! Uno podría quedarse a estudiar una maestría en sus entradas. El jocoque seco tiene una acidez chispeante que se desembaraza gracias a un aceite de oliva no virgen: bien cogido. La garbanza molida y el baba ghanoush (berenjena rostizada y también molida) son comidas profundas: en la primera hay una suerte de anogamiento irremplazable; en el segundo la profundidad proviene de las notas de quemado, de humo, de torrefacción. El arroz con lentejas estalla gracias a la presencia dulce de tiritas de cebolla a punto de quemada. Las falafel son textura –crujiente primero, acolchada después– pero también sabores ferozmente contrastados: el ser ajonjolí de su tahini vs la pura acidez del betabel encurtido vs el ser garbanzo del interior de la croqueta. El tabule, en cambio, es puro frescor: perejil, menta, limón. Pero no nos hagan caso. No tienen que quedarse en las entradas ni en lo vegetariano: Al-Andalus es un restaurante interminable.


Mesones 171, Centro; T 5522 2528

 

💰💰 Precios. Aparte de todo, Al-Andalus es una pinche gangototota. Medio jocoque seco, medio baba ghanoush, medio arroz con lentejas, una shawarma de carnero, un agua mineral y una botella de vino les van a salir como en 500 pesos.~