La Rambla vs La Casa del Pavo

 
cb_mc_casadelpavo_bh_final1.jpg
 
 

Mejor batalla tortera en la vieja Tenochtitlan


Son dos torterías que, en conjunto, superan los 200 años de edad. La Casa del Pavo declara 1901 su año de nacimiento; La Rambla, 1928. Ambas están buscando la torta perfecta. Su querella no es espectacular; su duelo es casi invisible. Ninguna de las dos, de ninguna manera, ha reconocido la existencia de La Otra. Su batalla es secreta, y sin embargo La Rambla no hace una torta que inconfesablemente no propenda a superar a La Casa del Pavo y todas las tortas de La Casa del Pavo propenden inconfesablemente a superar a las de La Rambla. El caballo de batalla de La Casa del Pavo es, previsiblemente, la torta de pavo; el de La Rambla, la torta de lomo adobado. En ambas la telera es pequeña, sabrosamente engrasada; las rajas y zanahorias, grandes, en un escabeche bien sazonado. El pavo de La Casa es un ave descomunal, rostizada entre el ámbar y el marrón; el lomo de La Rambla es de un rojo aparatoso. Un crítico favorable a La Casa del Pavo señalaría el detalle formidable de que el maestro tortero hidrata la carne de su torta con consomé de pavo mientras la calienta sobre la plancha. Un crítico favorable a La Rambla hincaría el pie sobre el sabor ligeramente cenizo del adobo: un punto de tizne o de ahumado que lo hace emocionante. Un tercer crítico, adverso a las dos, señalaría que tanto a la torta de pavo como a la de adobo les viene bien la adición de las zanahorias en escabeche: tal vez porque a la de pavo le haga falta un grano de sal y porque la de adobo (para ese crítico hipotético) pueda ser demasiado redondeada: un pico la aviva, como una luz de bengala. Ambas son tortas de una sabrosura elemental, previa, universal.


La Rambla. Motolinía 38, Centro

 

La Casa del Pavo. Motolinía 40, Centro

 

💰 Precios. En La Casa del Pavo una torta de pavo y una Coca les saldrán en 70 pesos; en La Rambla, un consomé de pavo con menudencias, una torta de lomo adobado y una Fanta, en 90. En ambos casos, ya con la propina.~


foto: iggycalavera / instagram

foto: iggycalavera / instagram