Pedaleando hacia un mundo reciclado

 
1.gif

Vivimos tiempos complejos, como siempre. Ser sustentable es prácticamente un deber de empresas y productores. Este mundo que entre todos echamos a perder presenta, está claro, retos cada vez más grandes respecto al manejo de desechos. La responsabilidad social es una obligación hacia las próximas generaciones que no puede evadirse. (El mundo seguirá aquí, de una u otra forma. Nosotros no.) A fin de estar a la altura de estos nuevos retos, Nespresso ha enfocado sus esfuerzos en crear productos sustentables e idear soluciones para que las cápsulas de las que extraemos tazas humeantes de café tengan una segunda vida.

En este caso, Nespresso forjó una alianza con el estudio sueco Vélosophy para reciclar esas cápsulas y crear con ellas una hermosa bicicleta de inspiración cafeinómana. La bicicleta, llamada Re:Cycle con un toque de aromático ingenio, está finamente trazada con las líneas funcionales y versátiles tan características del diseño sueco. La elegancia funcional no solo se encuentra en el diseño de la bicicleta: el material mismo con el que está elaborada proviene del reciclaje de aluminio de las cápsulas de Nespresso, un aspecto que llamó la atención de Jimmy Östholm, fundador y CEO de Vélosophy. “Siempre quise entablar una conversación sobre aluminio”, ha dicho Jimmy, quien piensa en cómo esta bicicleta, la Re:Cycle, puede rodar como una muestra palpable y útil de los beneficios de una economía perfectamente circular: sin necesidad de crear un nuevo material y desechar otro, se toma el material de un producto anterior y se crea uno nuevo.

1.jpg
1.jpg

El reto es crear un mundo sustentable: un mundo donde la cosa no se tire: que adquiera nueva vida. Un mundo donde creemos más de lo que desechamos. Nespresso y Vélosophy han demostrado, mediante una revisión vanguardista de un antiguo invento de dos ruedas, que es posible crear un círculo de perpetua innovación.

Encuentren su centro de reciclaje de cápsulas Nespresso aquí. Cómprense una Re:Cycle aquí.~