Keep Austin weird

 
Breakfast+tacos+en+Taco+Deli.jpg

Como habrán notado si nos siguen en instagram, anduvimos en Austin hace unos días. Regresamos con la cara vuelta emoji de ojos de corazón. La atraviesa un río de oriente a occidente, y como toda ciudad moderna atravesada por un río su mapa mental es de fácil comprensión. Austin es caminable, fresca, llena de perros bien portados, scooters, bares y buena comida. En Valentina’s probamos un taco de barbacoa que es cocina tex-mex en su punto más alto y más festivo y cuya receta nos hemos jurado conseguir. (Pronto, pronto.) Decidimos no hacer la cola de cuatro horas de Franklin Barbecue y nos resignamos a hacer la cola de dos horas de La Barbecue para probar un poco de todo: guajolotito, costillas, pulled pork y un brisket de mírame y no me toques. Pickles que jalan los cachetes para adentro y una ensalada de papa que es casi ensalada de pimienta. Genial. (Alguien en reddit ya descifró las proporciones del rub de la casa de La Barbecue. Va así: 8 partes pimienta negra molida –no en polvo: búsquenla en medida ‘16 mesh’, que es gruesita; hay en Costco–, 3 partes sal sazonada Lawry’s, 3 partes sal kosher, 1 parte ajo granulado. Úntenlo muy bien en el brisket antes de meterlo al pit. Gracias, internet.)

Comimos frijoles refritos y breakfast tacos, por supuesto. “Fresh tortillas, fluffy huevos con bacon and frijoles refritos –good morning, Austin.” En alguna de las gentrificaciones de Austin murió el restaurante Las Manitas para dar paso a un hotel o a un edificio de coworking o lo que sea. Las Manitas nos dejó su recuerdo para la eternidad y nos dejó, también, su receta de frijoles refritos. Háganla; el secreto está en el pimiento. Los tacos son la comida regional de Texas y Ricardo López Cordero charló sobre ellos con Mando Rayo, el “embajador más importante que tienen los tacos al norte del Río Bravo”. Con la representante estatal Gina Hinojosa, Rayo escribió una iniciativa que, de ser aprobada por el Congreso de Texas, convertirá al taco en la comida oficial del estado. “Todo mundo ve a los cowboys y el barbecue, pero Texas es más que eso”, dice. “Hay muchas más historias y están representadas por el taco.” El taco estaba en Texas antes de que Texas fuera estado. Piénsenlo: el taco es un símbolo; es comida fronteriza, lo cual quiere decir comida móvil, cambiante, pocha, indecisa, con un pie aquí y el otro allá. El taco es el antimuro.

breakfast+tacos+houston+texas.jpg
frijoles+refritos+las+manitas+austin.jpg

(Entre paréntesis, la cadena Tacodeli vende breakfast tacos en varios minisúpers de Austin. Vienen envueltos en aluminio y se calientan en unas máquinas de baño maría. Hay de huevos con frijoles, de migas, de huevos con tocino. No hay nada exactamente así en México, pero si gustan una experiencia muy similar hagan esto: calienten una ollita de agua a 62 grados; compren un paquete de burritos de frijoles con queso Lonchibon en el Oxxo de la esquina y echen el paquete, sin abrirlo, en la olla. Denle unos 10-15 minutos. Ahora sí, sáquenlos y cómanlos. Piensen que están desayunando en Austin. Peor es nada.)

Comimos hamburguesas en Casino El Camino, en la calle 6a: para muchos la mejor hamburguesa de la ciudad. George Motz, autor de Hamburger America, visitó Casino El Camino con el escepticismo característico de todo experto. Quedó fascinado. Las hamburguesas al grill no son nada sencillas. Cualquiera –especialmente en casa– las echa a perder. Pero las de Casino El Camino de alguna forma son siempre jugosas. “Las asan a temperatura”, dice Motz. El truco, según él, está en el número de veces que van a la parrilla. Entran, salen; se meten al pan, entran a la parrilla; salen, se cortan, vuelven a la parrilla. Lean aquí su breve ensayo. El tipo sabe de entrepanes.

04012019_nota-casino+el+camino+03+(thenicolai).jpg

En fin. No fuimos a Franklin, pero les trajimos su receta de barbecue sauce por si quieren intentarla en casa. También trajimos el que, dicen, es “el único trago inventado en Austin”. Paseen por nuestro sitio. Siempre hay algo bueno que leer. Como cada semana, les recordamos que andamos en las redes en que andan ustedes: twitter, facebook e instagram. Únanse; todo es bienvenido. Forwardéenle este boletín a quien crean que puede interesarle (barbecue?, breakfast tacos?, ¿a quién puede no interesarle?). Si quieren, también pueden borrarse de nuestra lista. Si no, acá nos vemos el próximo lunes.

Y si un día van a Austin, pídanle unos tips a Ximena Sariñana.~