En la región más feliz del planeta

 

#Coautorías es la sección que dedicamos a hablar sobre los proyectos de nuestros patrocinadores. No hay de qué preocuparse: creemos en estos productos más allá de nuestra relación con los clientes.

fotos: Ana Lorenzana

NespressoNAvidad2.jpg
NespressoNAvidad4.jpg

En la región más feliz del planeta el día dura seis meses; la noche dura seis meses también. Aquí, la temperatura promedio durante noviembre –mes de las noches sin día– anda por los 6 grados. Hace frío, sí, pero todas las casas y todos los cafés y los bares y las tiendas y las galerías y todos los cines se aclimatan para que podamos quitarnos nuestros suéteres enormes y nuestros abrigos y nuestros sacos. A veces nos quitamos toda la ropa y nos metemos a un sauna. (El sauna es un invento de la región más feliz del planeta; en sueco, sauna es bastu e ir al sauna es basta. ¿Quieres ir al sauna hoy en la noche?, Vill du basta ikväll?) 

En la región más feliz del planeta hay dos palabras que abarcan nuestra felicidad –en realidad hay más palabras que la abarcan, pero estas dos son las que ustedes se tienen que aprender hoy–: fika hygeeFika es verbo no sustantivo. Fika es tomar café pero también implica todo lo que acompaña a la acción de ir por café: panecillos que tienen capas de sabor y color, roles que parecen dar una vuelta interminable, espacios que huelen a canela y a mantequilla, quitarse los guantes y la gorra porque el solo hecho de sostener la taza nos da calorcito, charlar largamente sobre libros y música y películas y las cosas que importan, escuchar, ser amigos o ligar un poco sin ganas de pasar a lo siguiente. Fika, pues. 

 Hygee es un sustantivo que puede ampliarse y adquirir más funciones que las que tienen los sustantivos de por sí. Piénsenlo así: hay cosas que dan una sensación de paz y de sosiego. Un gran edredón o duvet enfundado en una tela de lino, que pesa sobre el cuerpo horizontal y le otorga tibieza y frescura al mismo tiempo. Una parrilla con carbón echada a andar el día más frío del año y todos alrededor de ella asando vegetales y aves, bebiendo vino tal vez, antes del café. Un perro dormido en la panza de un perro más grande. El recuerdo de un día muy feliz que nos llega a la mitad de un día muy triste. Piensen esto: hygge es una palabra hermana de hug, que en inglés significa ‘abrazo’. Hygee es lo apapachador, lo agradable, lo que nos da paz y sosiego. Hygge, pues.

Combinen fika hygee y lo que obtendrán es el café que apapacha, el café que da alivio y paz y sosiego. El encuentro en un café que nos llena de una amistad que no se rompe, que no sufre, que no es jactanciosa ni envidiosa. El café que no se comporta con rudeza. El café que se da, generoso. Ahora, beban ese café. Lo encuentran en la serie Nordic de Nespresso, y sus variaciones: Nordic Black (versión original y vertuo), cloudberry (que adquiere sus notas de la morera), almond cake (inspirado en el kvæfjordkake o pastel de almendra), cinnamon swirl (que, como ya se imaginan, adquiere sus notas del rol de canela) y la variación vanilla princess cake. ¿Qué esperan? Beban ese café.~