#Coautorías: Un regalo memorable

 

#Coautorías es la sección que dedicamos a hablar sobre los proyectos de nuestros patrocinadores. No hay de qué preocuparse: creemos en estos productos más allá de nuestra relación con los clientes.

fotos: Ana Lorenzana

Shah Jahan construyó el mausoleo Taj Mahal, “lágrima en la mejilla de la eternidad”, como un regalo de despedida para su esposa, Mumtaz Mahal. Su edificación, que tomó dieciocho años, costó muchas vidas seguramente menos valiosas que la de la señora Mahal. También en la India, un elefante blanco nació en 1510. Ya eran raros entonces los elefantes blancos. Lo llamaron Hanno. El rey de Portugal, Manuel I, hizo que Hanno viajara en barco para que llegara a tiempo a la coronación del papa León X, a quien se lo regaló como un acto celebratorio. Luis XIV le regaló a la princesa María Teresa una estola de marta cibelina. La estola medía kilómetro y medio de largo, para que los delicados pies de María Teresa no tuvieran que rozar el helado piso marmóreo del palacio de Versalles. Eso fue en el siglo XVII. En 2004 David Siegel, dueño de Westergate Resorts (un gigante de los tiempos compartidos), le mandó construir a su esposa la llamada “casa Versalles”, la más grande de Estados Unidos. Su proyecto incluye once cocinas, catorce dormitorios, treintaidós baños… La crisis de 2008 forzó a sus propietarios a dejarla el semiabandono. Si algún día la terminan habrá costado más de cien millones de dólares. El 22 de diciembre de 1864, Abraham Lincoln, presidente de Estados Unidos, recibió como regalo del general William Tecumseh Sherman un telegrama que decía, en parte: “Te presento, como un regalo de navidad, la ciudad de Savannah.”

Y ustedes ¿qué van a regalar en estas fechas?

Les proponemos la colección Festive, que Nespresso ha lanzado de la mano de la diseñadora y arquitecta India Mahdavi. Esta serie –subtitulada Variations– es un triunvirato inspirado en repostería francesa. Están, como ya les habíamos platicado, el Variations Macaron, que trae a la mente notas muy sutiles de almendra; el Variations Praliné, que apunta la nariz hacia las notas de avellana y caramelo. (¿Quieren hacer unos macarons a la pralinée? Vayan acá.) En el pico de la intensidas está el Nespresso Variations Paris Black, mezcla de las variedades arábica y robusta. Al olfato: notas de cereales, nueces, madera y especias. Las tres Variations vienen en cápsulas diseñadas por India Mahdavi en colores pastel y líneas ondulantes, juguetonas.

La reina Amytis extrañaba las montañas frondosas de su tierra. Su esposo, Nabucodonosor II, mandó construir enormes jardines colgantes en su ciudad, Babilonia, y se los regaló a Amytis para que cada vez que los viera aliviara su nostalgia. No es mal regalo pero recuerden que el deseo de ver la patria puede ser menos apremiante que el deseo de un buen café.~


Aprovechen las promociones que Nespresso tiene para diciembre. Clic aquí y cómprenles regalos.