En la ciudad de los tacos

 

¿Cómo los recibió el año? Hoy inicia oficialmente, ¿cierto? Les deseamos buenas cosas.
Amistades, amores si es que están en el mood, trabajo y baro generoso, buenos tragos, buenos tés y buen café (tip: pónganle ghee/mantequilla clarificada, un truquito que puede cambiarles la forma de beber café), los venenos que sean de su elección y obviamente buena comida.

Y la buena comida implica tacos.

 
01072018_nota-10+ciudad+de+los+tacos+04.jpg
 

Las diez de la mañana marcan uno de los picos del día en la ciudad de México, también conocida como la ciudad de los tacos. Algunos grandes taqueros están abriendo por fin las cortinas de su local y disponiendo su producto en cazuelas, o picándolo y colocándolo a las orillas de enormes planchas o comales, o en insertos metálicos sobre baños maría, o en canastas atadas a bicicletas… Queremos comenzar el año saludando a esos taqueros y a esas taqueras, en ese momento particular del día: no de desmañanados ni de desvelados ni de nocturnos hambrientos: de diez de la mañana. Incluimos un monumento a los taqueros que ya no están. Su memoria lo merece. (Ojo a las muy padres fotos de Claudio Castro.)

El mismo Claudio entrevistó a Erick Magaña, panadero de Costra en la colonia Narvarte. Es una de las varias buenas panaderías relativamente nuevas de ese barrio. La apuesta de Erick, por lo que se entrevé en esta conversación, es por la artesanía, por la manufactura cuidadosa. Léanla; es una arista más de la discusión entre la panadería artesanal y la industrial.

(Entre paréntesis: ¿alguien quiere aventarse una defensa del pan Bimbo? Nos encantaría leerla y publicarla. Ya saben que nos gusta defender lo indefendible.)

 
01072018_bombasdeumami-natto.jpg
 

¿Qué más? Con el inicio del año vuelve #BombasdeUmami, la columna en que Eduardo
Nakatani explora las cocinas asiáticas, particularmente la japonesa, con un olfato que no olvida lo mexicano. En esta ocasión: chikuwa con natto y yusukosho, una receta tan fácil que hasta le dio un poco de pena enviárnosla. Está lista en cinco minutos, lo cual es trabajo más que suficiente en la segunda semana de enero.

En fin: les recordamos que nuestro último número, Maneras de despedirse, ya está a la venta. Cómprenlo; quedó bonito. Bienvenidos todxs a nuestras redes. Estamos en twitter, facebook e instagram. Ya saben que recibimos cualquier comentario o mentada con una sonrisa. Lo importante es charlar.

Por ahora los dejamos con algunos platillos que ya no pueden ser. Están feísimos. Por tanto, son hermosos.

01072018_nota-recetas+imposibles+05.jpg
 
Arantxa Osnaya