Una Logia para todos

por HS; fotos: cortesía Mezcal Amores

 
 
Durango Jima bw-07026.jpg
 
 

Hasta hace unos años, el mezcal era una bebida que experimentaba cierto repudio social. Injusto, como sabemos ahora: la efervescente fama que ha vivido en años recientes ha permitido que una pujante industria experimente e innove en su fabricación, aumentado, como es natural, la calidad de los mezcales en el mercado. Y una de las puntas de lanza de esa experimentación e innovación es Mezcal Amores, que con su nueva creación, Logia Cenizo, se afianza como un actor esencial de la mezcalería mexicana . Logia es un mezcal para aquellos que gustan (¿gustamos, verdad?) de lo inusual, de lo poco común; es un mezcal específicamente pensado para quienes se preocupan por las recetas curiosas y por los mezcales de alta graduación: en este caso, hablamos de un mezcal de a partir de 46º, con un excelente balance. Beber Logia te abre las puertas: detona emociones, desbloquea sonrisas, libera el espíritu. Es un mezcal que no te emborracha: te despierta. (Aunque, aceptémoslo, también llega a emborrachar.)

Con una receta creación del maestro Gilberto Roldán que integra mezquite y huizache con piedras volcánicas y un horno cónico para cocinar el agave, Logia es el primer lanzamiento de la nueva gala de Mezcal Amores, caracterizada por su elaboración orgánica, natural, y artesanal; diseñada con el objetivo de descubrir y compartir recetas endémicas de todo México. En este caso, la tierra natal de Logia es Durango; el agave que le da vida se llama Cenizo —o Duranguensis—, y es un agave silvestre,  vida queriendo persistir. Lo artesanal de su elaboración no es gratuito; su proceso de molienda manual y su fermentación al aire libre y sin la intervención de químicos ajenos al proceso le permiten hacer gala de esa etiqueta con todo derecho. Su molienda se hace en un maje, hacha en mano: más artesanal es imposible.

Logia es un mezcal que se destila de una filosofía de elaboración que lo desmarca de muchos otros competidores, y es que el compromiso de Mezcal Amores no es únicamente con aquellos que van a beberlo, sino también con aquellos que hicieron posible su creación: Logia asegura la preservación de la tierra donde se siembra, cosecha y se produce. Todos los agaves silvestres que se usaron en Logia tienen un cuidadoso esquema que garantiza su replantación: antes de producir Logia Cenizo se plantaron ciento cincuenta mil semillas de agave Duranguensis. Las cartas están sobre la mesa: solo falta que se acerquen a Logia Cenizo y comprueben sus extraordinarias cualidades jicarita en mano. Prepárense para despertar.

 
 
Maestro Mezcalero Gilberto Roldán 1.jpg
 
 
Plantacion Agave Durango.jpg