Troll Cakes

 

Internet está lleno de trolls: esa gente anónima que te escribe cosas horribles apenas tuiteas de, bueno, cualquier cosa. Y puede ser muy frustrante encontrarse uno, principalmente porque es difícil responder a las groserías directas, pero también porque parece que ninguna respuesta es buena. Seguro te ha pasado. No te preocupes: Kat Thek ha encontrado la manera perfecta para lograrlo.

Kat fundó Troll Cakes, una pastelería que funciona, también, como agencia de detectives. La cosa es sencilla: mandas el comentario a Troll Cakes, ellos hacen un pastel decorado con esa horrible e hiriente frase, y se lo mandan a tu troll, que seguramente se verá complacido de ver inmortalizadas sus palabras en forma de postre. Lo mejor es que, si tu troll utiliza el internet para no dar la cara, Troll Cakes se pone la gorra de cazador, la capa Inverness y la lupa, y sale a buscarlo como un sabueso tras el aroma de la pista. Felizmente, Troll Cakes con base en Nueva York pero con el potencial de extenderse por todo el mundo— hace encargos especiales: mandan pasteles de troll a la Casa Blanca, actual residencia del troll en jefe de Estados Unidos. Nunca la tonada de Queremos pastel… fue tan divertida.


Empiecen de una vez a mandar sus pasteles: trollcakes.com