Comilona: cazadores de talentos

 

A estas alturas lo más probable es ustedes ya conozcan Comilona, que en sus varias ediciones ha cobrado no sólo más empuje sino también más forma: cada vez se parece más al festival ideal que quiere ser. Su parte central, su razón misma de existir, es la de impulsar talentos emergentes, proyectos que van naciendo al mundo, encontrando su voz en el mundanal ruido de la ciudad de México. Estos talentos se convierten en expositores de cada Comilona. En esta edición serán veinticinco. Entre ellos: Doña Manta, especialistas en frutos del mar (su taco de raya está sonando como una posible estrella); la hamburguesería itinerante Hops & Burger; La Galletería y su cookie con tocino, que se ve maligna; El Dorado, que se especializa en chilaquiles, fuente de dicha y carbohidratos; o dos viejos amigos de HojaSanta: Tizne Tacomotora, tal vez la mejor taquería chilanga de la nueva ola (¡y hay muy buenas!) y Panacea, finísimos productores de café extraído en frío, a veces coctelizados. (Más les vale vender su cold brew negroni en Comilona, eh.)

Eso es la parte central; lateralmente hay talleres, mesas redondas, discusiones y verdaderas batallas. Un taller: degustación de café con los chavos de Alma Negra, a quienes seguro conocen de su local en la punta de la Narvarte. Una batalla: ramen vs pho, Hiroshi Kawahito (de Zoku) vs Juan Pablo Sánchez Ramos (de Saigón). Una mesa redonda: El futuro de los alimentos (entre los intereses de Comilona hay uno prominente: la sustentabilidad). Una discusión: la que tendrán los jurados para decidir al campeón de Comilona, un expositor con alto nivel de experimentación, calidad en sus alimentos, servicio, ambientación. Suerte para todos.~

Cosas que necesitan saber: Comilona es el sábado 22 de julio. Falta poquísimo. El espacio es esa gran casa/vecindad de la Juárez que está en General Prim 30. Y compren sus boletos aquí.

También: visiten el sitio de Comilona.

Y definitivamente háganse un Cold Brew Negroni con la receta que nos pasó Panacea:

1 ½ shot Panacea cold brew
1 oz Campari
1 oz vermouth dulce
2 hielos grandes

Pongan todos los ingredientes, incluido el hielo, en una mezcladora; revuelvan con cariño, sin shakear; sírvanselo en un vaso old fashion, decoren con un twist de limón amarillo. Brinden porque se puedan tomar uno de éstos en Comilona.