Nespresso: The Wake Up Call

 

#Coautorías es la sección que dedicamos a hablar sobre los proyectos de nuestros patrocinadores. No hay de qué preocuparse: creemos en estos productos más allá de nuestra relación con los clientes.

foto: Ana Lorenzana

NespressoAlonsoLeche8.jpg

Nunca es demasiado tarde para despertar. (Muchas veces es demasiado temprano, eso sí.) Físicamente podemos haber salido del sueño a las seis de la mañana. Paseamos a los perros, nos bañamos, desayunamos, llegamos al trabajo pero seguimos en una duermevela. Soñamos todavía un sueño semiconsciente, funcionamos a medias. Este estado puede durar incluso varios días.

Luego, de pronto, pasa algo. Alguien nos corre el velo de los ojos, las cosas que nos rodean cobran detalle, fineza; los contornos de la mente son más nítidos. Despertamos, pues. Es como si nos pusiéramos lentes por primera vez. La mente semidormida ve un árbol; la mirada despierta ve el tronco, las ramas, las hojas y la luz colándose entre ellas. Nuestro sentido del humor es más agudo y la imaginación más ágil.

Ese algo que pasa puede ser una revelación súbita, un desengaño, un encuentro amoroso. Puede ser también un muy buen coctel de café con piquete. (Qué linda locución esa. Díganla: café con piquete.) No es ninguna coincidencia que algunos estudiosos consideren que beber café con alcohol puede alargar la vida: despertar es rejuvenecer.

Y a continuación, un coctel de esos que te despiertan. Tómenselo hoy, si están semidormidos; y si no, también. 

The Wake-up Call
1 onza Nespresso Barista Creations Chiaro
2 onzas vodka
½ onza triple sec
1 onza leche
3 granos de café

Llenen un shaker con hielo. Agreguen todos los ingredientes menos los granos de café. Agiten con vigor, como quien lucha por despertar. Pasen a un vaso coctelero; decoren con las 3 moscas de granos de café. ¡Arriba!~