Bowl de mortadela

 

texto y receta: Matty Matheson; fotos: Quentin Bacon y Pat O’Rourke

¿Qué chingados es un bowl de mortadela, dicen? Bueno, pues es un desayuno perfecto que puede o puede no ser muy saludable. Es tan rápido como quitarle la envoltura a una rebanada de queso amarillo y quebrar un pinche huevo. La primera vez que lo probé fue en casa de Trisha (ahora mi esposa) cuando estábamos en prepa, y digamos que ha sido preparado varia vez al año desde entonces. Según yo su mamá empezó a hacer estas cosas porque criar a cinco escuincles quita mucho tiempo y este desayuno además de que elimina el lavado de sartenes es un hitazo con cualquier niño. Yo sólo he posteado sobre bowls de mortadela una vez en la vida, en instagram, y fue empate entre gozo total y asco absoluto. Siento que es un plato de los tiempos de cenas precongeladas y microondas, muy anterior a los bowls de açai y los smoothies de kale con chía. Le amo y lo defenderé hasta la muerte. Quiero compartirlo con ustedes y con el resto del mundo, y los invito seriamente a hacerlo. No ha de ser muy sano pero les digo que a mi esposa la criaron a base de estas cosas y es una de las personas más poderosas, inteligentes, buenas, cariñosas y con más empuje que ha habido. Tons ya saben.

12042018_receta-bologna bowl.jpeg

INGREDIENTES

para 1 persona

4 rebanadas de mortadela

1 rebanada queso amarillo

1 huevo

1 cucharada margarina

2 rebanadas pan de caja, tostado

Sal de grano, pimienta recién molida

En el fondo de un tazón que pueda ir al microondas pongan las rebanadas de mortadela; encima, justo en el centro, la rebanada de queso. Luego, rompan el huevo directo sobre la cunita de queso y mortadela.

Metan el tazón al microondas y cuezan 45 segundos. Si el huevo sigue crudo, denle 30 segundos más.

Unten la margarina en el pan tostado. Corten cada rebanada en tres para sopear en la yema. Pónganle sal y pimienta al plato. Disfruten por el resto de su miserable vida, hijos de la chingada!~


Reprinted from Matty Matheson A Cookbook. Copyright © 2018 by Cassoulet Palace, Inc. © Photographs by Quentin Bacon and Pat O’Rourke. Published by Abrams, New York.