Pasta puttanesca: más fácil imposible

 

Nuestros amigos de Puntarena nos pasaron esta receta para acompañar nuestro elogio de la comida enlatada. Es una pasta con 5 latas, una botella y 4 ingredientes frescos. Más sencillo imposible, la verdad. Alcanza para 4 o 5 personas, según el hambre.

 © Farah Martzuki / flickr

© Farah Martzuki / flickr

INGREDIENTES

Lata de anchoas

3 dientes de ajo

Lata de aceitunas negras kalamata

Paquete de pasta larga (spaghetti, bucantini, fettucine, etc.)

Lata de aceite de oliva

Botella de vino blanco

½ cebolla morada fileteada

Lata de jitomates cherry o tomates enteros triturados

Frasco de alcaparras

Sal y pimienta

Hojas de albahaca

Trozo de parmesano

Trituren 4 filetes de anchoa, los ajos pelados y un puñado de aceitunas con un chorro de aceite de oliva en un mortero hasta lograr una pasta.

Mientras tanto, cuezan la pasta al dente y escurran sin enjuagar. Abran esa maldita botella de vino y sírvanse 2 copas para cocinar a gusto. (¿Están solos? Sírvanse 3 copas para poder platicar con sus fantasmas.)

Agreguen un chorro de aceite a la sartén y, una vez caliente, échenle la cebolla morada y cuezan hasta caramelizarla levemente. Añadan la lata de tomates, un chorro amistoso de vino blanco (¿les quedaba, vdd? si no, pues abran otra botella) y dejen reducir a fuego medio 10 minutos. Agreguen la pasta de ajos y aceitunas y reduzcan otros 5 minutitos.

Agreguen las alcaparras, de a poquitas. Son como sal, así que váyanle probando. Cuando digan ya, ya.

Agreguen la pasta con un poquito de su agua de cocción y las hojas de albahaca cortadas con las manos. Rallen media taza (o así; sean generosos) de parmesano sobre la pasta.

Mezclen bien para que todos los sabores se fundan. Sirvan con más vino, no mamen. Sean banda. Todos queremos un poquito.~