La Huatulco

 

Este trago proviene de la Niña del Mezcal, una creadora y distribuidora de mezcales llamada Cecilia Murrieta, y está recopilada en L.A. Mexicano. Recipes, People & Places de Bill Esparza (Prospect Park Books, 2018). Busquen los mezcales de Cecilia; son extremadamente agradables. “Casi toda la preparatoria la pasé en depresión. El mezcal me dio un aire de vida”, dice, y desde HojaSanta preguntamos ¿quién que haya probado mezcal no ha recibido un nuevo aliento, una forma de vida proveniente de su delicioso aroma? El mezcal es como un prozac, nomás que mejor.

La receta es para 1 trago

873078406

INGREDIENTES

Sal de jamaica y de flores o ya de perdis flor de sal

1 limón verde

1½ onzas mezcal espadín (de preferencia, el de La Niña del Mezcal)

½ onza Aperol

¼ onza licor de plátano (Giffard Banane du Brésil, si es que lo tienen a la mano)

¼ onza licor de vainilla

1½ onzas jugo de piña fresco

½ onza jugo de limón

1 onza crema de coco (¿Coco López? Bueno)

1 cubo de hielo

Hielo machacado

Pongan las sales (o ya de perdis la sal) en un plato pequeño; mézclenlas con las manitos. Partan el limón en 4 y unten un pedazo en un vaso jaibolero. Escárchenlo con la sal.

Pongan el mezcal y todo lo demás salvo el hielo machacado en una coctelera; shakeen 30 segundos o hasta que la mezcla esté espumosita. Pasen, sin colar, al vaso. Pónganle el hielo machacado encima. Beban, niños, que mañana se acaba el mundo.~